[Golpes de Calor]

Ha llegado el verano, época de días largos, calurosos y soleados.

Tenemos que tener especial precaución durante esta estación por los "golpes de calor", sobre todo nuestros mayores, que tienen menos sensación de sed, y por ello, suelen estar menos hidratados.

¿Cómo se producen los "golpes de calor"?

Los "golpes de calor" se producen cuando la temperatura corporal supera los 40 grados. Es importante distinguir sus síntomas como son el dolor de cabeza, los cambios de comportamiento, los mareos o la fiebre.

¿Cómo prevenir los "golpes de calor"?

Los expertos hacen varias recomendaciones, como son beber unos 2 litros de agua al día, no exponernos durante mucho tiempo al sol procurando estar el mayor tiempo posible a la sombra, llevar ropa ligera evitando colores oscuros, utilizar sombrero o gorra evitando el sol en la cabeza, evitar salir a la calle o hacer esfuerzos físicos en la franja horaria de 12 a 18h, no usar transporte que no tenga aire climatizado e incluso, en las horas de mucho sol, cerrar las persianas de nuestra casa o mantenernos en aquella sala que esté lo más fresca posible. 

¿Qué tenemos que hacer ante un "golpe de calor"?

Lo primero que debemos hacer es colocar a la persona en una zona con sombra, desabrigarlo (si está abrigado) y mojarle los puntos sensibles para la temperatura, como por ejemplo la frente o la nuca.

Una vez que veamos que la persona está consciente, debemos darle poco a poco líquidos, siendo mejores aquellos que contengan sales minerales y azúcares, como los isotónicos.

 

La deshidratación es algo que no podemos tomarnos a broma, ya que puede acarrear sufrir un problema serio de salud.

 

¡¡¡¡¡A hidratarse!!!!!

 

 

Escribir comentario

Comentarios: 0