Publicado: 12 de Junio de 2018

Desde el año 2006, en España contamos con la famosa Ley de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las Personas en Situación de Dependencia, o más comúnmente llamada "Ley de Dependencia".
Pero, ¿qué es la dependencia? Muchas personas confunden la situación de dependencia con la discapacidad, cierto es que una persona con discapacidad reconocida también puede ser dependiente, pero, no tiene porqué. Pongamos un ejemplo, a mi me amputan un dedo de una mano y puede que obtenga una incapacidad laboral y por ello ya tenga reconocida la discapacidad, pero no quiere decir que yo necesite de otra persona para hacer actividades, si la necesitase sí sería también dependiente. Resumiendo, una persona dependiente es aquella que necesita apoyo por parte de otra para realizar actividades que habitualmente hacemos de manera autónoma, y que abarcan desde comer o vestirse, hasta orientarse o realizar tareas sencillas, es decir actividades básicas o instrumentales de la vida diaria.
¿Cómo se valora la dependencia? Existen tres grados de dependencia, siendo el grado I aquel dónde la persona sólo precisa de apoyo eventualmente, y el grado III aquel en el que la persona necesita del apoyo de otra permanentemente.
¿A qué prestaciones o servicios tienen derecho las personas dependientes? Una vez que exista una resolución dónde se reconoce el grado de dependencia, se puede acceder a una serie de prestaciones o recursos (Ayuda a Domicilio, Teleasistencia, Prestación por Cuidados en el Entorno Familiar ...) que se concretarán firmando el Plan Individualizado de Atención.
¿Cómo es el procedimiento para solicitarlo? Lo primero que debemos hacer es acudir al Centro de Servicios Sociales o Unidad de Trabajo Social que nos corresponda por zona y hablar con el/la Trabajador/a Social, quién nos facilitará la solicitud y nos dirá qué documentación necesitamos adjuntar. Una vez que esté solicitado, lo siguiente será que acuda un/a valorador/a al domicilio de la persona dependiente; tras la visita y junto con el informe médico, se procederá a emitir la resolución del grado y más adelante el Plan Individualizado de Atención.
Desde el Centro de Día Campillín, os asesoramos y ayudamos a solicitar el reconocimiento de dependencia, por lo que no dudéis en preguntarnos.